OPINIÓN

Cabrera y sus cámaras

Autor: Xarre

Cuando todavía está coleando el tema de la falta de cámaras de seguridad en el Ayuntamiento de Sevilla, hoy Mairena Informa vuelve a recoger una noticia que denota la falta de interés del Delegado de Seguridad en el ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, en dotar de medios suficientes a las sedes de la Policía para poder mantener unos mínimos de seguridad. Me estoy refiriendo al incidente protagonizado la semana pasada en una concentración de taxistas delante de la Jefatura de Policía Local en la Ranilla en donde alguien arrojó huevos contra los cristales del edificio y en donde tampoco se ha podido identificar al autor por que las cámaras del edificio no graban.

El malestar entre los agentes municipales es mayúsculo, máxime cuando tras el incidente de hace unos meses en la puerta de la Jefatura cuando un conductor con su coche arroyó varias motos dándose a la fuga, no pudiéndose identificar por falta de cámaras, decidieron estacionar sus motocicletas en la acera de forma legal ya que la ordenanza de tráfico de Sevilla permite el estacionamiento siempre y cuando la acera tenga mas de tres metros de anchura. Al parecer a Cabrera no le gustaba que las motos estuvieran allí estacionadas y ordenó que se impidiera alegando motivos de seguridad, esa misma seguridad que no cumple el edificio de la Jefatura ni los estacionamientos de alrededor de ella, con sus papeleras y contenedores de basura colocados justamente delante en la zona de estacionamiento de los patrulleros.

Seguramente lo sucedido la semana pasada no tenga el mismo interés mediático ni político que tuvo el destrozo de la cruz en el Arquillo del Ayuntamiento, ningún político ha ido allí a interesarse por la falta de seguridad, ningún otro medio de información se ha hecho eco de la noticia, pero denota nuevamente el escaso interés de este Ayuntamiento en tener una seguridad en sus edificios tanto para los trabajadores como para los ciudadanos que los visitan.

Al parecer las cámaras del Ayuntamiento siguen sin funcionar correctamente, y al parecer no le importa a nadie. Si alguna vez vuelve a suceder un incidente algunos se volverán a rasgar las vestiduras, otros volverán a esconder la cabeza y otros intentarán darle la vuelta a la tortilla mediáticamente para que Cabrera pueda salir indemne del incidente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar