PROVINCIA

Cinco ciudadanos chinos se someten a una cuarentena voluntaria en un hotel sevillano para descartar el contagio del coronavirus

La epidemia del COVID-19 más conocida como coronavirus ha obligado a tomar unas medidas especiales para evitar cualquier contagio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado este virus como una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII), es decir, todos los países deben coordinarse para combatir esta epidemia nacida en la ciudad de Wuhan, China.

Los nervios están a flor de piel, sobre todo en aquellos ciudadanos chinos que están viendo como esta epidemia está terminando con cientos de vidas en su país. Ante esta preocupación y cumpliendo los consejos que se trasladan desde la capital de China, Pekin, (guardar una cuarentena de 14 días) cinco ciudadanos chinos que pasaron las vacaciones de Año Nuevo lunar en su país han regresado a España y se encuentran «recluidos voluntariamente» en un establecimiento hotelero de la provincia de Sevilla.

Según ha podido conocer Aljarafe Informa, los ciudadanos llegaron los días 11 y 12 de febrero a un alojamiento de la provincia de Sevilla y pagaron por adelantado cinco habitaciones individuales para 14 días. Durante los días que llevan alojados estas personas sólo han salido de las habitaciones para comprar comida a los comercios cercanos o productos de primera necesidad, algo que ha llamado la atención al dueño del establecimiento.

De hecho, se el gerente se percató viendo las noticias de que a los ciudadanos chinos se les recomendaba aislarse durante 14 días, exactamente los días que cinco personas procedentes del país en cuestión le habían reservado habitaciones y, además, se estaban comportando cómo si estuvieran recluidos en las habitaciones. Fue entonces cuando este gerente decidió dar parte a Salud Responde, de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Desde la Consejería se le informó y tranquilizó explicándole que algunos ciudadanos chinos procedentes de su país deciden voluntariamente someterse a una cuarentena de 14 días para evitar cualquier contagio. Del mismo modo, le recordaron que estos ciudadanos ya pasaron suficientes controles médicos a la salida de su país como a la entrada en España.

Posiblemente esta situación se esté repitiendo en muchas ciudades españolas, pero este caso en cuestión está siendo vigilado por las autoridades para evitar cualquier posible contagio. De hecho, las fuentes consultadas por este medio han afirmado que se ha contactado con uno de los ciudadanos chinos y que éste les ha explicado que llegó al aeropuerto de Sevilla después de pasar el Año Nuevo en su país. Que antes de dirigirse a su domicilio, en Huelva, decidió alojarse en un hotel de la provincia de Sevilla desde donde está en contacto con sus familiares y la embajada de China en Madrid, con la que está al corriente de los últimos acontecimientos con respecto a la evolución del contagio y posible medidas preventivas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar