PROVINCIA

Denuncian que las auxiliares de clínica de los Servicios Sociales «están siendo obligadas a doblar turnos de trabajo en contra de su voluntad»

«Desde hace años en los Centros residenciales, Residencia de Mayores y Discapacidad de Miraflores se escatiman en sustituciones de personal de atención directa», explica una nota de prensa difundida por las secciones sindicales USTEA y SAT-SAB. En ella, además, se denuncia que las auxiliares de clínica de CCSS Miraflores San Ramón «están siendo obligadas a doblar turnos de trabajo en contra de su voluntad».

El escrito al que ha tenido acceso este medio explica las «graves» deficiencias en las que se encuentran los Centros de la Diputación por falta de personal. Desde hace años, afirman, «no se sustituyen las bajas ni las plazas vacantes producidas por las jubilaciones de los trabajadores y trabajadoras» y en los Centros residenciales, Residencia de Mayores y Discapacidad de Miraflores se escatiman en sustituciones de personal de atención directa como son: auxiliares de enfermeria, jefes/as de grupo auxiliares, enfermeros/as, médicos, personal de Actividades domesticas.

Con respecto al Centro de Mayores Miraflores San Ramón, en la nota se denuncia que están siendo obligadas a doblar turnos de trabajo en contra de su voluntad, al quedar los servicios descubiertos, en ocasiones se ha obligado a las auxiliares de Clínica del Centro de Mayores de Marchena a cubrir turnos en los Centros de Sevilla y también están obligando a las auxiliares de clínica de la Residencia de Gravemente Afectados (RGA) a dejar sus servicios descubiertos porque se tienen que ir a San Ramón». Estas carencias están obligado al personal a atender a los residentes «bajo mínimos de personal, mermando esta situación la calidad de atención que suelen recibir en condiciones normales».

Además, «el personal de los centros de atención directa no pueden coger vacaciones, días de convenio ni ningún derecho establecido, ampliándose el plazo hasta final de marzo del presente año para pode coger las vacaciones del año anterior y sin poder conciliar vida laboral y familiar».

En los últimos meses, manifiestan, «se han cerrado centros como la residencia de mayores de Cazalla y todo apunta al cierre del Centro de mayores de Marchena, y del centro de Alzheimer».

Una situación límite que está obligando a los trabajadores a realizar horas extra como «una rutina diaria en lugar de una excepción por una necesidad de servicio, tardándose meses en abonarlas al personal».

También se teme que se estén externalizando algunos servicios como las porterías de los centros educativos. En el texto se informa, también, que «no dotan las plantillas de los Centros de enseñanza de Pino Montano y Blanco White en personal, administrativos, auxiliares y personal de limpieza, cocina, comedores, etc. No sustituyen al personal de mantenimiento, ni en bajas ni en vacantes, encontrándonos con que no hay pintores, fontaneros, jardineros, carpinteros, electricistas, frigoristas, peones etc, suficientes pues se han jubilado y no han sido sustituidos, para cubrir las necesidades del día a día de todos los Centros de Diputación».

Ambos sindicatos se preguntan que «a dónde va ese dinero que se están ahorrando estando presupuestado. ¿En asesores? Porque según infomes que obran en nuestro poder, le están sobrando supuestamente mas de 50 asesores/as, que rondando los 43.0000 euros cada uno, euros que salen del presupuesto de la plantilla, podría ser una de las causas de esta situación.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar