https://aljarafeinforma.es/wp-content/uploads/2019/12/aljarafe-informa-g.png
SUCESOSUncategorized

La búsqueda de la vergüenza que se recordará en toda España

Según el presidente de SOS Desaparecidos, el coordinador de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil en Alcalá de Guadaira impidió la primera búsqueda

A.Ruiz

José Álvarez Gómez era un anciano de 71 años enfermo de Alzhéimer de Alcalá de Guadaira al que las autoridades encontraron este martes muerto tras más de tres días desaparecido. Su búsqueda se recordará en la historia de este pueblo sevillano con vergüenza, como la búsqueda que impidió un coordinador sin experiencia y en el que las autoridades dejaron pasar más de 48 horas desde su desaparición.

Precisamente, hoy, 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzhéimer y el presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, no ha querido dejar pasar la oportunidad de mandar un mensaje claro y directo a las personas que ocupan ‘carguitos’ y que no tienen cualificaciones para organizar la búsqueda de una persona.

Explica Amills, que las mujeres u hombres que padecen Alzhéimer sufren de una vulnerabilidad extrema y no se pueden dejar a un lado cuando desaparecen. La muerte de este vecino de Alcalá «duele». «José desapareció un viernes y hasta el lunes por la mañana, con permiso de Policía Nacional, la familia acordó una batida en una zona determinada con unidades de Protección Civil de Gines con drones». Pero, finalmente, no se pudo comenzar la búsqueda porque el coordinador de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil en Alcalá de Guadaira, según explica el presidente, «los echó». «No permitió que se comenzara la búsqueda en la que estaban presentes los familiares y llegó a amenazar con denunciar. Va en contra de toda lógica, de toda sensibilidad«, manifiesta en el vídeo Amills.

Por fin el martes 20 de septiembre sí se pudo comenzar la búsqueda, pero ya era tarde. José fue encontrado por la tarde a dos kilómetros de la zona en la que se iba a buscar. Una vergüenza que cuesta asimilar y que necesita ser contada. Los enfermos y enfermas de Alzhéimer son un grupo muy amplio en la sociedad, pero por desgracia no tienen la misma fuerza que otros grupos a los que se les puede «comprar» el voto con dinero u acciones. Parece ser que alguno u algunos prefieren estar pendientes de sus medallitas o sus hazañas diarias que en salvar vidas por el bien común.

Por desgracia ha tenido que morir un hombre para criticar algo que viene pasando por una mala organización. Esperemos que con José Álvarez Gómez todo sea un comienzo para que las personas que sufren su enfermedad sea tratadas con más cariño, con más cuidado, pero sobre todo, más sensibilidad. D.E.P.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar