CULTURAPROVINCIA

La Casa de la Provincia reabre sus exposiciones con una muestra fotográfica del tomareño Jose Montaño

Retrata el lado más personal de músicos de distintas generaciones, que hacen o han hecho del blues parte inseparable de sus vidas

La Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla recuperó ayer su oferta expositiva con una original muestra de fotografía, en la que el artista tomareño de residencia Jose Montaño retrata el lado más personal de músicos de distintas generaciones, que hacen o han hecho del blues parte inseparable de sus vidas.

El proyecto, bajo el título de ‘Field Holler’, (tomado prestado del musicólogo Néstor Ortiz Oderigo, quien atribuía a estos ‘gritos de campo’ gran influencia en el origen del blues), es, según Montaño, ‘un intento de unir el retrato y la música de blues fuera de los escenarios de conciertos’.

En la tarde de ayer, a las 19.30 horas, tuvo lugar un acto de apertura en la Sede del Organismo (Plaza del Triunfo, 1), con la presencia de Pedro Rodríguez, director-gerente de Aljarafesa, empresa que promueve y apoya esta iniciativa. Y desde hoy la exposición estará abierta al público, que podrá visitarla en la Sala Romero Murube, en el horario habitual de la Casa de la Provincia y guardando el protocolo de seguridad acorde a la prevención frente al Covid-19.

‘Field Holler’ es una colección de 32 retratos individuales, realizados entre octubre de 2018 y marzo de 2019, a los que se añade un vídeo que recoge algunos de los momentos más inolvidables producidos entre el artista y los músicos retratados a lo largo de las sesiones.

«Ha sido una experiencia enriquecedora el conseguir que la música y la fotografía vayan de la mano», dice Jose Montaño, quien explica también la importancia de que sus retratos hayan mantenido características comunes de iluminación y fondo escénico para obtener dar a la colección un resultado homogéneo y coherente.

«Quería destacar los rasgos más sinceros de la persona, creando un ambiente cálido y apropiado de los garitos habituales en los conciertos de blues, para lo que me ha sido de gran valor el escenario del salón de conciertos del café-bar Casagrande de Tomares, en el que se han realizado las sesiones fotográficas y donde muchos de los retratados han actuado», añade el artista.

Nacido en San Juan de Aznalfarache, en 1956, y residente en Tomares, Montaño es un fotógrafo autodidacta que publica sus trabajos en foros fotográficos digitales desde 2007. Jubilado de una trayectoria profesional ligada a la informática y la tecnología, el artista se dedica especialmente al retrato y la fotografía de calle, «uno, por la oportunidad que da de captar la fuerza y la emoción de los seres humanos en un instante; otra, porque es un reto constante a la imaginación», siempre acompañado mientras fotografía por el blues.

En los últimos años, Montaño está también volcado en el estudio sobre la fotografía y, en concreto, sobre fotografía contemporánea, retórica del proyecto fotográfico o narrativa en fotografía de calle, entre otras especialidades.

Aforos reducidos

Recordar que la Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla ha puesto en marcha un protocolo con la adopción de medidas de prevención, seguridad e higienización, para maximizar las garantías para el público y el personal laboral y adaptarse a los condicionantes que impone la convivencia con el COVID-19 en la realización de actividades sociales.

Un protocolo que incide en el control de aforo para permitir la distancia social adecuada, que queda fijado en un tercio de la capacidad de cada una de las salas y, como novedad, un nuevo horario para el domingo, con apertura al público entre 10 y 14 horas y cierre por las tardes, a fin de desarrollar tareas de limpieza de los espacios, que se han adaptado a las nuevas circunstancias y se han especializado ante las exigencias de tipo sanitario e higiénico.

Las exposiciones, así como el resto de las actividades programadas en el Organismo, se desarrollan bajo estrictas garantías de seguridad, que incluyen el uso obligatorio de mascarillas y gel desinfectante de manos; señalética específica para facilitar el acceso a escalera, ascensores y baños; establecimiento de un circuito de movilidad por el interior de las instalaciones; mamparas protectoras para el personal y minimización del contacto necesario, para lo que se han retirado fuentes de agua y permanecerán abiertas las puertas de acceso a cada uno de los espacios.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar