https://aljarafeinforma.es/wp-content/uploads/2019/12/aljarafe-informa-g.png
BORMUJOSCASTILLEJA DE LA CUESTATOMARES

Las máquinas entran en la A-8063 para conectar por vía ciclopeatonal Tomares, Castilleja y Bormujos

La Junta de Andalucía va a invertir 1,2 millones en mejorar la seguridad vial, eliminando un peligroso punto negro y conectando peatonalmente y por bicicleta los tres municipios. Además, acabará con el aislamiento de la urbanización Valdovina

Redacción

Las máquinas han entrado hoy, 7 de febrero, en la carretera autonómica A-8063, que une Tomares, Castilleja de la Cuesta y Bormujos, para conectar por vía ciclopeatonal los tres municipios y poner fin a uno de los peores puntos negros de la provincia de Sevilla, por el que circulan a diario más de 7.300 vehículos.

La obra, que está siendo realizada por la consejería de Fomento Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, y ejecutada por Padelsa Infraestructuras, cuenta con un presupuesto de 1.260.865 euros, financiado en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), .

Los trabajos, que se iniciaron a principios del pasado mes de diciembre con el deslinde y replanteo del proyecto, contemplan la mejora de este tramo 1,2 km de la A-8063 con  una nueva calzada de hasta de siete metros, más arcenes, una vía ciclopeatonal con  carril bici, iluminación y mejora en las intersecciones con nuevas glorietas para facilitar el acceso a la urbanización Camino de Valdovina y el enlace con Nueva Sevilla.

Igualmente, se dispondrán de elementos de iluminación que garanticen el alumbrado tanto de la carretera como de la vía ciclista. A tal efecto, se instalarán báculos de alumbrado en la parte exterior del carril ciclopeatonal y columnas de alumbrado en las glorietas. Por último, se procederá a la ejecución integral del firme de la carretera, además de disponer de nuevos elementos de señalización horizontal y vertical. 

Mejora seguridad vial

Esta intervención, como explicó la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, cuando se iniciaron las obras el pasado 10 de diciembre, “no sólo mejora la seguridad vial en una de las rutas habituales en coche de la comarca del Aljarafe, sino que además proporciona una vía ciclopeatonal en una zona muy poblada, con varias urbanizaciones próximas, y, por tanto, con mucho tránsito peatonal y ciclista”. 

El alcalde de Tomares, José María Soriano, que ha visitado hoy las obras, ha señalado que “es una obra de vital importancia para Tomares, ya que va a cambiar las comunicaciones de nuestro municipio al conectarlo de manera segura con Castilleja de la Cuesta y Bormujos, poniendo fin a uno de los peores puntos negros de la provincia, va a acabar con el aislamiento que actualmente padecen los vecinos de la urbanización Valdovina y va a permitir por fin la conexión segura en bici o andando”.

7.300 vehículos y 70.000 habitamtes

La carretera A-8063 discurre principalmente por el municipio de Tomares, enlazando con la barriada de Nueva Sevilla, en Castilleja de la Cuesta y Bormujos. Actualmente cuenta con unos márgenes no adecuados para una carretera por la que circulan 7.300 vehículos al día y con numerosas urbanizaciones próximas y además carece de acerados, vías ciclistas e iluminación, lo que compromete la seguridad vial.

Esta actuación supone la reorganización del tráfico en la principal vía de comunicación interna entre Tomares, Castilleja de la Cuesta y Bormujos, que suman una población de más de 70.000 habitantes. Esta obra forma parte del conjunto de actuaciones de seguridad vial previstas por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en el Aljarafe sevillano, como la remodelación ya ejecutada en el puente de la Señorita en Camas; las obras de ampliación de la calzada de la carretera de acceso a Pilas desde la autopista Sevilla-Huelva (A-49), que están en ejecución, o la vía ciclopeatonal entre Espartinas y Villanueva del Ariscal, que arrancará en breve. 

Cambios de tráfico

Esta importante actuación va a acarrear algunos cambios en el tráfico. Así, con la adecuada señalización y medidas de seguridad, siempre se va a permitir la circulación Bormujos-Tomares, mientras que la circulación desde Tomares hacia Bormujos, se regulará por el interior del municipio.

Estrecha colaboración

El arreglo de la A-8063 es una antigua reivindicación del Ayuntamiento de Tomares que se llevaba reivindicado 14 años. Ahora, esta intervención es posible, gracias a la estrecha colaboración mantenida entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Tomares, que se plasmó en un protocolo de colaboración que se firmó en 2019, con la llegada entonces del nuevo gobierno presidido por Juanma Moreno, y que ahora ve sus frutos con esta inversión de 1,2 millones de euros.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar