SUCESOS

Los aluniceros no tienen toque de queda ni cierre perimetral

Los municipios de Gines y Olivares han sido las últimas víctimas de los aluniceros en el Aljarafe

A. Ruiz

Entre las medidas que el Gobierno y las autonomías han impuesto a los ciudadanos están el toque de queda y el cierre perimetral. Con ello se pretende evitar más contagios por Covid-19 en las provincias y municipios que están siendo asoladas por el virus. La mayoría de los ciudadanos cumple con las normas, pero hay otros que se las saltan y no por necesidad, sino para cometer otros delitos. Alunizajes.

La llegada de la Navidad es un plato fuerte para la mesa de los aluniceros sevillanos. Cada vez los grupos son más numerosos y más escurridizos, y no les importa jugarse la vida o la de los agentes de seguridad que se enfrentan a ellos. Cuando son detenidos a los pocos meses o incluso días (si la justicia los deja indemnes) vuelven a las andadas, no le tienen miedo a las consecuencias.

Esta pasada madrugada varios individuos han cometido alunizajes por la zona del Aljarafe y la provincia de Sevilla. Concretamente, el primero se produjo en un supermercado de Gines en el que los aluniceros intentaron entrar por la fuerza y fueron sorprendidos por los trabajadores que había en su interior. Escaparon en un BMW 530 azul oscuro.

En la misma madrugada la Policía de Salteras evitó un robo en un supermercado del municipio de Olivares. También un BMW oscuro que merodeaba por la zona fue sorprendido y al darle el alto huyeron a gran velocidad dirección Villanueva del Ariscal. Las fuentes policiales consultadas por este medio han explicado que podría tratarse del mismo vehículo utilizado para el alunizaje de Gines.

Ha sido una noche movida para las Fuerzas de Seguridad, de hecho, no fueron los únicos robos de la noche. Pues en torno a las 6.30 horas de la mañana unos individuos robaron, también por el método del alunizaje, un supermercado de Montequinto. Se llevaron jamones, el plato estrella de los aluniceros por Navidad.

No ha sido sólo esta pasada noche en la que los aluniceros han intentado entrar por la fuerza a conseguir material para vender en el mercado negro. Hace unos días una tienda de perfumería de Utrera y una tienda de ropa de Coria del Río sufrieron las consecuencias de estos ladrones que juegan al ‘ratón y al gato’ con la Policía y Guardia Civil.

Los integrantes de las fuerzas de seguridad han denunciado en varias ocasiones que el problema es que estos ladrones vuelven a las andadas a pesar de ser detenidos. Entran y salen de prisión como si fuera su casa y parece que les compensa seguir en el mal camino.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar