CORIA DEL RÍOMUNICIPIOSPORTADA

Los vecinos de la barriada San José de Coria del Río dejan las movilizaciones y asumirán la instalación de la EBAR en una nueva ubicación

Una vez que las partes han llegado a este punto, está previsto que Emasesa reinicie las obras en la segunda quincena julio

Redacción

Tras unos meses de protestas por la instalación de una Estación de Bombeo de Aguas Residuales, los vecinos de la Barriada San José de Coria del Río han decidido dejarlas de lado y aceptar la nueva ubicación propuesta por Emasesa y el Ayuntamiento, asegurando que “dejamos de movilizarnos porque no vemos una solución mejor y entendemos la necesidad de instalar la EBAR en nuestro barrio. Los vecinos hemos sido razonables y cuando las cosas se han explicado y razonado y se nos ha tenido en cuenta, se ha llegado a la solución más lógica”. 

Llegar a este punto ha sido posible  gracias a las reuniones mantenidas entre vecinos, Ayuntamiento y Emasesa y a la alternativa que surgió en el mes de abril cuando una notificación recibida del Catastro permitía una modificación sustancial en la situación jurídica del entorno de la barriada, lo que abrió la posibilidad de estudiar una nueva ubicación para la estación de bombeo que hasta entonces era inviable. Después del estudio de la zona, la nueva posición de los vecinos y la disposición de Emasesa para invertir 700.000€ más respecto al presupuesto inicial, ha permitido que se pueda retomar la obra por un coste total de 5 millones de euros. Esto constituye una considerable mejora para la población desde el punto de vista ambiental, además de evitar inundaciones.

Esta obra tiene por objeto resolver de forma definitiva el vertido de aguas residuales al Guadalquivir, que de forma provisional se venía evitando con dos pequeños bombeos situados en el interior del polideportivo municipal y en la calle Caridad respectivamente. Además, con ellas se ampliarán las infraestructuras de las redes que recogen las aguas pluviales, mejorando el sistema de saneamiento de la zona correspondiente a la margen derecha del arroyo Riopudio de Coria del Río, como consecuencia del desarrollo urbanístico previsto en este municipio. Los trabajos contemplan también la instalación de colectores de 1.500/2.000mm de diámetro para la mejora de la capacidad hidráulica de la cuenca urbana y la regulación del vertido de las aguas pluviales al Guadalquivir mediante aliviadero.

Según el Alcalde de Coria del Río, Modesto González, “esta obra es primordial para el municipio, pues supone una mejora considerable en la calidad de vida de los vecinos, ya que con ella el 14% de las aguas residuales de la localidad recibirán definitivamente el tratamiento correcto”. 

Ante la disconformidad que mostraron los vecinos, el alcalde señala que “cuando vimos el descontento del vecindario decidimos paralizar las obras y hacer ver a los afectados la importancia de este proyecto, así como la imposibilidad técnica de alejarlo más del barrio.  Por ello, ha añadido «quiero agradecer a los vecinos su disposición para dialogar con nosotros en las diferentes reuniones a las que les hemos convocado y que finalmente hayan entendido la necesidad de esta obra. Esa unión entre Ayuntamiento y vecinos, unida a la posibilidad jurídica de cambiar la zona de la ubicación y, por supuesto, la importante inversión de Emasesa, va a posibilitar que se reanude una obra con la que estoy seguro que todos saldremos ganando”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar