OPINIÓN

Maquillaje Cabrera

Autor: Xarre

Desde que saltó la noticia de que las cámaras de seguridad del Ayuntamiento no funcionaban y que no habían grabado el acto de vandalismo del destrozo de la Cruz de la Inquisición, desde la Delegación comandada por Juan Carlos Cabrera se apresuraron a poner el ventilador y a señalar a otra Delegación municipal, en este caso la dirigida por Adela Castaño, como responsable del no funcionamiento de las cámaras. Paralelamente se ordenó a todos los agentes que patrullan la zona centro que identificaran con los datos aportados por los testigos a la presunta autora de los hechos.

Sin quitarle la parte de culpa que puedan tener en la Delegación de Adela Castaño, lo cierto y verdad es que desde la Delegación de Juan Carlos Cabrera tampoco se hizo nada por arreglar las cámaras, más allá de los informes que se enviaron. La seguridad del Ayuntamiento debe ser un tema prioritario y no debe convertirse en una disputa entre Delegaciones municipales.

Juan Carlos Cabrera ha querido salir airoso de esta situación y ayer mismo sin haber pasado 48 horas del suceso, la presunta autora era identificada por agentes de la Policía Local, pero la cuestión es la siguiente… ¿si no hay imágenes hay pruebas? Según ha transcendido, los testigos sólo ven a una mujer con aspecto de indigente correr, pero hasta la fecha ningún responsable del ayuntamiento ha afirmado que hay testigos que ven a esta mujer destrozar la cruz, por lo tanto, ¿estamos ante un acto de maquillaje? ¿con lo que tiene la policía local es suficiente para condenar a la presunta autora?

Estas son preguntas que tarde o temprano se sabrán, pero lo cierto y verdad es que una vez más y ya es la segunda, las cámaras del Ayuntamiento no han funcionado y la seguridad una vez más ha quedado en entre dicho.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar