MUNICIPIOSSAN JUAN DE AZNALFARACHESUCESOS

Piden cuatro años de prisión para un policía que filtró datos confidenciales para perjudicar a un rival político

El Ministerio Público atribuye un delito de revelación de secretos por el que también reclama su inhabilitación absoluta

Redacción

Una disputa política podría llevar a la cárcel a un agente de la Policía Nacional al que la fiscalía pide cuatro años de prisión por aprovechar su posición para acceder a datos confidenciales. Los hechos fueron investigados por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional.

Según ha publicado EFE, la Fiscalía pide cuatro años de cárcel para un policía nacional al que acusa de aprovechar su posición para acceder a datos confidenciales y filtrar los antecedentes penales por violencia de género de un rival del partido político al que ambos pertenecían, Vox, con la intención de perjudicarlo.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla será la encargada de juzgar a J. M. M. P., a quien el Ministerio Público atribuye un delito de revelación de secretos por el que también reclama su inhabilitación absoluta para ejercer como funcionario durante diez años.

En su escrito de calificación, que ha adelantado Efe, el fiscal relata que el investigado es funcionario del Cuerpo Nacional de Policía y presta sus servicios en la comisaría de San Juan de Aznalfarache (Sevilla).

«Prevaliéndose de su condición», según apunta la acusación pública, a partir del 27 de enero del 2019 accedió en diecisiete ocasiones al registro policial de la víctima, con quien «mantiene una disputa de carácter político por pertenecer ambos al mismo partido».

De hecho, ese segundo varón fue candidato a la alcaldía de la localidad de Gines en las elecciones municipales que se celebraron ese año.

A continuación, «con la finalidad de perjudicarlo», el agente contactó con el representante de la comunidad islámica Mezquita Ishbilia, Juan Pedro Sarasúa, que ese año también fue candidato a la alcaldía de Sevilla por el Partido Renacimiento y Unión Europea (PRUNE), y le informó de que la víctima «contaba con antecedentes penales por delito de violencia de género», un dato que obtuvo gracias a sus consultas de los registros policiales.

También le entregó una copia de una información publicada por el otro varón en su cuenta de Facebook y lo «animó a presentar una denuncia» contra él «por delito de odio».

Además de estos hechos, la Fiscalía también considera que J. M. M. P. difundió a varios de sus contactos de WhatsApp que la víctima tenía antecedentes penales, siempre «con idéntica finalidad».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar