MUNICIPIOSPORTADATOMARES

Reabre la biblioteca municipal de Tomares, un edificio del siglo XVII que aúna historia y modernidad

El Ayuntamiento ha invertido 300.000 euros para hacer de este edificio histórico

El Ayuntamiento de Tomares ha reabierto las puertas de la Biblioteca Municipal, un edificio histórico del siglo XVII ubicado en la antigua Hacienda Montefuerte, que aspira a convertirse en el centro de las letras del municipio, tras su rehabilitación integral que se ha realizado conservando su estructura tradicional y conjugando, al mismo tiempo, el sabor de lo antiguo con los últimos avances tecnológicos.

Una importante intervención en la que se han invertido 300.000 euros, de los cuales cerca del 60% proceden de fondos propios del Ayuntamiento y el resto financiados a través del Plan Supera V de la Diputación de Sevilla, que ha tenido como objetivo restaurar y mejorar las instalaciones del edificio al que se ha dotado de todas las comodidades y últimas tecnologías para proporcionar el mayor confort a los usuarios y hacer de él un referente cultural en la provincia.

El alcalde de Tomares, José Luis Sanz, que ha visitado esta mañana las instalaciones, acompañado de los concejales de Cultura y Fiestas, Eloy Carmona y Mª Carmen Ortiz, ha señalado que “la rehabilitación de la Biblioteca Municipal es una apuesta más del Ayuntamiento por la cultura, que tras contar con una de las Ferias del Libro más importantes de Andalucía y España, ahora queremos que este edificio, se convierta en el gran centro de lectura, del estudio y de las letras tomareñas”.

Historia y Modernidad

La Biblioteca Municipal José Mª Delgado Buiza es un edificio de más de 1.200 m2 edificados, con 800 m2 útiles en la actualidad y un patio de 477 m2, que está distribuida en dos plantas con cinco salas: una sala de préstamo y lectura, dos de estudio, una infantil y juvenil, y una sala de nuevas tecnologías y multimedia.

En la sala de préstamo y lectura, dotada de un fondo bibliográfico de más de 16.000 libros y un fondo audiovisual con 2.500 películas, con un espacio también para la consulta y lectura de prensa y revistas, se van a instalar arcos de seguridad, programas y máquinas de auto-préstamo y auto-devoluciones, para hacer más cómodo a los usuarios el préstamo de libros. La sala de nuevas tecnologías y multimedia dispone de 18 puestos de ordenadores de última generación para uso de todos los usuarios y un servicio de préstamo de lectores de E-Books, que la han convertido en una de las mediatecas más avanzadas de la provincia.

Debido a las medidas dictadas por las autoridades sanitarias, la Biblioteca está abierta de 9 a 14 horas, de lunes a viernes, para préstamo de libros, consulta de bibliografía y hacer uso de los ordenadores y medios informáticos abiertos a los usuarios en la sala multimedia. Servicios que se van a ir ampliando en los próximos días.

A nivel estructural, las obras de rehabilitación han consistido en la mejora de la eficiencia energética del edificio, y en la impermeabilización y aislamiento térmico la cubierta, incluida la restauración de su antiguo artesonado de madera, con el objetivo de acabar para siempre con las goteras que sufría el edificio y aislar el inmueble tanto del frío como del calor. También se ha actuado en la envoltura y cerramientos para poner solución a los problemas de condensación y humedades que había en las paredes.

Además, se han incorporado nuevas luminarias más eficientes de tipo led,  se ha mejorado la accesibilidad para adaptar el espacio a personas con movilidad reducida y carritos de bebés, se han renovado íntegramente los cuartos de aseos para usuarios infantiles y juveniles, y se han redistribuido los espacios creando un entorno más acogedor como la sala de infantil y juvenil, en la se ha renovado todo el mobiliario y ahora cuenta con más espacio para los padres y niños, o la incorporación de una nueva zona de taquillas.

Marquesado de Montefuerte

Sita en la calle Navarro Caro nº 29, se encuentra ubicada en lo que eran las antiguas caballerizas de la histórica Hacienda Montefuerte. Una tradicional hacienda olivarera construida en el siglo XVII como típico caserío de olivar, cuyo primer plano fue realizado en 1628 a instancias del Conde-Duque de Olivares, quien también mando construir la antigua Hacienda Santa Ana, sede hoy del Ayuntamiento de Tomares​. Situada justo al lado de la Iglesia Nuestra Señora de Belén, se cree que en torno a su antiguo edificio se originó la actual población de Tomares en el repartimiento de Sevilla.

Su denominación, Hacienda Montefuerte, se debe a que esta antigua Hacienda perteneció al marquesado de Montefuerte. Título otorgado por Felipe V de España a Juan Ortiz de Zúñiga y Caballero de Cabrera en 1705, un rico comerciante de Indias adscrito al puerto de Cádiz, caballero veinticuatro de Sevilla, por sus servicios prestados en la financiación de la Guerra de Sucesión Española. Casado con la condesa de Lebrija, fue su hijo, Luis Ortiz de Zúñiga y Pérez de Garayo, segundo marqués de Montefuerte y IV conde de Lebrija, el que adquirió, entre 1736 y 1754, la hacienda y 68 hectáreas de terreno en los términos de Tomares y de Mairena.

Siguiendo la costumbre de la época, la hacienda quedó incluida en el mayorazgo familiar hasta el siglo XIX, en el que debido a las leyes liberales de abolición de vínculos y mayorazgos, pasó a manos privadas, siendo adquirida por José Navarro Caro (m. 1906), rico hacendado del Aljarafe, casado con Trinidad González de la Torre, muy querida en su época por los habitantes del pueblo gracias a las obras sociales que realizó. Su hija, Modesta Navarro González se casó en 1899 con el afamado torero, nacido en Tomares, Emilio Torres Reina, Bombita.

La Hacienda Montefuerte es un edificio con arquitectura del siglo XVI. La entrada se realiza a través de un patio, el patio de caballerizas, en torno al cual se organizaba este caserío de olivar, en cuya fachada se encuentra la portada con remate de almenas y una de las torres de referencia de nuestra localidad, la Torre de Montefuerte, rematada en el siglo XVIIII con un bello acabado barroco, el clásico mirador de las haciendas señoriales olivareras con cubierta a cuatro aguas sobre arcos simétricos que descansan en pilastras.

Una torre que servía de contrapeso al antiguo molino aceitero, ubicado a la derecha del patio, y que hoy día alberga la sala de infantil y juvenil, las salas de estudio y los servicios bibliotecarios.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar