PROVINCIA

USTEA Sevilla denuncia una “catarata” de irregularidades y anomalías en el primer mes del curso en los centros educativos de la provincia

El sindicato ha retomado este curso las visitas presenciales a los centros educativos y anuncian que elevarán denuncias a las instancias oportunas y que participarán en las movilizaciones que tengan lugar en defensa de la Educación Pública

Unidades suprimidas que provocan aulas masificadas, ratios ilegales, sobrecargas de horas en los horarios del profesorado, comienzo del curso en secundaria con falta de profesorado por la convocatoria insuficiente y desfasada de SIPRI, la caótica gestión del certificado médico P10 para el profesorado interino, falta de personal administrativo que obliga a las directivas a realizar su trabajo, falta de apoyos covid denunciada incluso por las direcciones de los centros educativos, falta de recursos y de profesorado para el alumnado NEAE que desbordan a los departamentos de orientación, una burocracia asfixiante a todos los niveles de profesorado, irregularidades en las provisiones de plazas en la inspección, alumnado que pierde ayudas por oscurantismo burocrático e incluso alumnado de primaria sin escolarizar a esta fecha. A juicio de USTEA Sevilla, esta “catarata” de irregularidades detectadas en este primer mes del curso es de tal magnitud que hace pensar que se está llevando al límite al sistema educativo en su red pública.

“La tensión a la que la Consejería, a través de su delegación, está sometiendo a los centros públicos es máxima”; así lo afirman los responsables del sector de la enseñanza de este sindicato en la provincia, al recopilar irregularidades que, en un principio, podrían parecer excepciones pero que, al detectar los mismos casos en todos los rincones de la provincia, califican como los resultados de una gestión predeterminada, que tiene como objetivo, según USTEA, comprimir hasta el extremo el sistema educativo en su red pública.

Las supresiones de unidades que se han producido están provocando que las aulas de los centros públicos estén masificadas, llevadas al número máximo posible de alumnado haciendo norma de la excepción, incluso se rebasa su límite legal en algunos casos que se están confirmando, según afirman desde USTEA Sevilla, que este curso ha retomado las visitas de sus miembros a los centros educativos, visitas que fueron suspendidas el año anterior con motivo de las restricciones por la pandemia.

A esa elevadísima ratio en las aulas se une una sobrecarga de horas de trabajo al profesorado que, de nuevo, se ajusta más a la excepción de la norma que a lo que la normativa describe como normal. “Al encontrarnos en nuestra asamblea provincial, que se celebró hace pocas fechas, corroboramos que las excepciones ya no eran tales y que los
problemas se reproducen en todas partes”, afirman desde el sindicato. Algunas de estas
irregularidades ya se han expuesto en la mesa sectorial del pasado miércoles.

Los recortes y la falta de inversión en el sistema educativo son argumentos con los que ya desde antiguo USTEA apoya sus reivindicaciones. En Sevilla, anuncian que denunciarán a las instancias pertinentes todas estas irregularidades y que se sumarán a las movilizaciones que están surgiendo en defensa de la Educación Pública.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar